El impacto que a lo largo de la historia ha tenido el crecimiento industrial vertiginoso sobre el planeta, se encuentra literalmente fuera de control. La temperatura del planeta se incrementa, por el peso negativo que esto acarrea sobre los ecosistemas.

Esto hace necesaria una intervención inmediata, con miras a detener el deterioro y mejorar la situación. A lo que se unen la ciencia y la industria para desarrollar las llamadas tecnologías verdes y el cambio climático, cuyo objetivo es mitigar el impacto sobre el medio ambiente y los ecosistemas.

Sustentabilidad

Ser sustentable se refiere a lograr administrar de forma racional y eficiente los recursos, de manera que se pueda asegurar el bienestar de la población actual, garantizando al mismo tiempo el bienestar de las generaciones futuras. Es tratar de que la huella ecológica sea lo menor posible.

Lograr esto es un reto, pues hay que fomentar políticas que incluyan el medio ambiente como un elemento para competir en el ámbito del desarrollo económico y social, lo que hace que la sustentabilidad sea un valor fundamental en el crecimiento sólido de las organizaciones.

Tecnología verde

Se podría decir que en el desarrollo de las últimas décadas la palabra “verde” se ha ido involucrando en la organización de muchas empresas dentro del mundo, formando parte de las agendas gubernamentales y  en muchos hogares del mundo.

La tecnología verde busca la producción un amplio diseño de soluciones y equipos que se fundamenten en la eficiencia ecológica, esto quiere decir que se trata de tecnología que garantice, la seguridad de producción y funcionamiento mitigando en la mayor medida posible el impacto de estas sobre el medio ambiente.

La fórmula mágica sería lograr producir más consumiendo menos. Sin embargo, hablar de lo verde se ha utilizado también como ardid publicitario, ya que de esta forma logran atraer clientes que quieran disminuir su huella dentro del planeta y a su vez las consecuencias ecológicas.

En principio, usarlo en la publicidad no está mal, siempre que realmente se estén implementando en la cultura a nivel organizacional de las tecnologías verdes, el problema se presenta cuando la organización no logra convertirlo en parte de su cultura empresarial y no hace los cambios pertinentes.

tecnologías verdes

Claves de un producto verde

La única forma de conocer con certeza si un producto es amigable con el medio ambiente y con la tecnología verde, es a través de las siguientes características:

  • El consumo de electricidad debe ser menor cada día, empleando sistemas de energía alternativos, como la solar. Esto se hace vital en los países donde la generación eléctrica depende del carbón como combustible, normalmente estos equipos traen una etiqueta con la información de consumo o la empresa lo deja saber en su publicidad.
  • Disminución del uso de elementos contaminantes en la elaboración del producto. Es posible que estemos frente a un dispositivo de bajo consumo eléctrico, pero sea fabricado usando materiales peligrosos para las personas o el medio ambiente.

Si el producto está elaborado con materiales contaminantes, al terminar su vida útil irá al medio ambiente como un contaminante más. Por lo tanto, al adquirir un producto se recomienda verificar que entre sus componentes no haya plomo o mercurio, por ejemplo.

Ejemplo de tecnología verde

En China, en la ciudad de Wuhan, se realizó el diseño de las torres más altas del mundo y son completamente amigables con el ambiente. El agua será tomada de un lago, luego de su uso la filtrarán y regresarán al mismo lago, completamente limpia y sin contaminantes.

Sus paredes exteriores tendrán un recubrimiento que absorba la polución, además estará dotada de jardines verticales. Tendrá turbinas de viento y paneles solares que generarán la energía para las torres y toda el área circundante, este es un gran ejemplo de la tecnología a favor del medio ambiente.